lunes, 5 de noviembre de 2018

REUNION DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL CMP




El Consejo Mundial de la Paz llevó a cabo una misión de solidaridad a Siria. En este contexto, la reunión del Comité Ejecutivo de WPC se celebró en Damasco del 27 al 28 de octubre y la Conferencia Internacional de Solidaridad con el Pueblo y la Juventud de Siria se organizó allí el 30 de octubre. El comunicado final de la reunión del Comité Ejecutivo y la resolución de la Conferencia son los siguientes:

Comunicado del Comité Ejecutivo de WPC 
Damasco 27-28 de octubre de 2018

La reunión del Comité Ejecutivo (CE) del WPC se llevó a cabo con éxito en la capital de la República Árabe Siria, Damasco, del 27 al 28 de octubre, organizada por el Movimiento Nacional de Partidarios de la Paz de Siria. A la reunión del CE asistieron 56 delegados en representación de 29 organizaciones de 28 países.

Al mantener a nuestra CE en la capital de Siria, Damasco, expresamos nuestro profundo respeto y solidaridad hacia el pueblo sirio, que ha estado enfrentando una agresión coordinada y sin precedentes por parte de los EE. UU., La OTAN, la UE y sus aliados regionales durante más de siete años. , teniendo a los diversos grupos terroristas armados mercenarios como herramientas para sus planes de control del área, sus recursos naturales y rutas de transporte, junto con el objetivo de instalar un régimen cliente mediante acciones violentas. La CE expresa su satisfacción por la derrota de ISIS y otros grupos fundamentalistas por parte del pueblo sirio y su ejército y liderazgo. Sin embargo, expresamos nuestra preocupación por la situación en los territorios en la parte norte del país ocupado por Turquía y la fuerte presencia militar de los Estados Unidos y las tropas de los países de la OTAN. así como la presencia continua de grupos terroristas en la provincia siria de Idlib. Condenamos los ataques israelíes contra Siria, utilizando el espacio aéreo libanés, que ponen al Líbano en peligro de una guerra más amplia.

Expresamos nuestra simpatía por las familias de los cientos de miles de sirios que han perdido la vida y por muchos más que se vieron obligados a huir por la vida o fueron desplazados como resultado de las acciones de las bandas terroristas armadas. El WPC apoya la integridad territorial y la unidad de Siria, y está en contra de cualquier intento de dividir o desmembrar el país y denuncia la interferencia imperialista en curso en los asuntos internos sirios. Expresamos nuestra simpatía por las familias de los cientos de miles de sirios que han perdido la vida y por muchos más que se vieron obligados a huir por la vida o fueron desplazados como resultado de las acciones de las bandas terroristas armadas. El WPC apoya la integridad territorial y la unidad de Siria, y está en contra de cualquier intento de dividir o desmembrar el país y denuncia la interferencia imperialista en curso en los asuntos internos sirios. Expresamos nuestra simpatía por las familias de los cientos de miles de sirios que han perdido la vida y por muchos más que se vieron obligados a huir por la vida o fueron desplazados como resultado de las acciones de las bandas terroristas armadas. El WPC apoya la integridad territorial y la unidad de Siria, y está en contra de cualquier intento de dividir o desmembrar el país y denuncia la interferencia imperialista en curso en los asuntos internos sirios.


El Comité Ejecutivo hizo la evaluación de que la humanidad está pasando por momentos críticos para la paz y la seguridad de los pueblos y naciones. La agresividad del imperialismo está aumentando en casi todo el mundo. El agravamiento de la crisis capitalista está intensificando la agresividad imperialista contra los pueblos. En un mundo donde el 0,7 por ciento de la población posee el 46 por ciento de la riqueza del planeta y el 70 por ciento más pobre de la población posee solo el 2,7 por ciento, las desigualdades se están ampliando. Casi tres mil quinientos millones de personas (la mitad de la población mundial) viven en la pobreza; 821 millones viven en hambre y 758 millones no tienen acceso a agua potable limpia. Al mismo tiempo, según SIPRI, los gastos militares mundiales aumentaron a USD 1,7 billones en 2017, un aumento del 1,1 por ciento en comparación con 2016. Solo los Estados Unidos gastaron USD 610 mil millones y los estados miembros de la OTAN sumaron más de USD 900 mil millones. Un pequeño porcentaje de lo anterior sería suficiente para combatir y eliminar el hambre y las enfermedades curables en África y en otras partes del mundo.

Los Estados Unidos, la OTAN y la UE, en su camino hacia la dominación mundial, son la mayor amenaza contra la paz y los pueblos del mundo. Son responsables del aumento exponencial del gasto militar y de la carrera por armas nuevas, más sofisticadas y destructivas, a saber, las armas nucleares. La escalada de las interferencias, las amenazas, las provocaciones y las operaciones de desestabilización intensifican el peligro de desencadenar una escalada de conflictos que conduciría a consecuencias enormes e inimaginables para la humanidad, incluido el uso de armas nucleares, que pueden y deben evitarse.

El escenario internacional sigue lleno de tensiones y amenazas, que se vuelven más peligrosas a medida que la crisis se profundiza debido a las contradicciones de un sistema político, económico y social desigual. Estas tendencias continúan a pesar de los débiles signos de crecimiento en la economía mundial, que no descartan la posibilidad de un nuevo nuevo ciclo de crisis económica, con un carácter más intensivo y sincronizado. Por un lado, enfrentamos la ofensiva de las potencias imperialistas que compiten para dominar el mundo y apoderarse de los recursos de los pueblos y las naciones. En esta ofensiva, los imperialistas y sus aliados dispuestos actúan con ferocidad. Por otro lado, hay muchos indicios del potencial para la resistencia y las luchas de los pueblos, organizaciones, movimientos, países y fuerzas de paz y progreso social. El WPC se esforzará por lograr la alianza más amplia posible y acciones conjuntas que abarquen todas estas luchas por objetivos comunes. Al mismo tiempo, se deben hacer esfuerzos específicos para descubrir las causas fundamentales de las guerras y sus consecuencias, como la pobreza, la miseria y la desigualdad. El CMP continuará promoviendo y fortaleciendo las fuerzas progresistas y antiimperialistas y sus acciones.

La situación en el Medio Oriente nos preocupa profundamente a todos. El obstáculo central para la paz en el Medio Oriente sigue siendo el problema palestino. Denunciamos y condenamos enérgicamente las acciones asesinas del régimen israelí y su ejército en Gaza y en la ocupada Cisjordania, que en los últimos meses han resultado en cientos de víctimas palestinas, la mayoría de las cuales fueron brutalmente asesinadas o heridas durante actos pacíficos. Protestas contra las acciones y políticas de Israel. El WPC se opone firmemente y condena la decisión irresponsable e ilegal de la administración de EE. UU. De trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, una ciudad con un carácter y un estatus multiétnico y multirreligioso claramente definido, según se especifica en la resolución 181 de la ONU.

El WPC reitera su solidaridad con el pueblo palestino por su derecho inalienable a un Estado independiente dentro de las fronteras del 4 de junio de 1967 con Jerusalén oriental como su capital. Exigimos el fin de la ocupación del territorio palestino por los asentamientos en Cisjordania y en Jerusalén, así como en los Altos del Golán sirios y las granjas libanesas de Shebaa. Además, exigimos la liberación de todos los prisioneros palestinos de las cárceles israelíes y el derecho de retorno de los refugiados a sus hogares de acuerdo con la resolución 194 de la ONU. Exigimos el reconocimiento de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU y su respectivo reconocimiento por parte de todos los estados.

Expresamos especialmente nuestra solidaridad y profunda preocupación por las personas que sufren en Yemen, quienes están siendo fuertemente atacados por la coalición liderada por Arabia Saudita con el apoyo total de los EE. UU., Un acto criminal de agresión que condenamos enérgicamente. El WPC denuncia la presencia militar de las tropas estadounidenses en Irak y exige su retiro completo, así como la retirada de todas las tropas y ejércitos extranjeros de Libia, un país y pueblo que ha estado sufriendo durante más de siete años la agresión imperialista y las acciones. de grupos extremistas religiosos armados que han destrozado el país. Estamos seriamente preocupados por los peligros que esta situación en Libia puede afectar a los países vecinos, Túnez y Egipto. Denunciamos las crecientes tendencias religiosas fundamentalistas y terroristas en Jordania.

Expresamos nuestra seria preocupación por la escalada de amenazas por parte de la administración estadounidense e israelí contra Irán, junto con el deterioro de las relaciones entre Irán y Arabia Saudita. Condenamos el retiro unilateral de la administración estadounidense del JCPOA ("Acuerdo Nuclear de Irán") como un movimiento peligroso que aumenta las tensiones en la región y sienta las bases para una posible agresión contra Irán. Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo de Irán y sus fuerzas amantes de la paz contra cualquier interferencia extranjera, y en apoyo de su lucha por los derechos sociales, políticos y de las personas en todos los ámbitos.

El WPC reitera su posición firme contra la OTAN como un instrumento de dominación imperialista y el brazo armado de los imperialistas estadounidenses y de la UE. La expansión de la OTAN al este y al norte, su cerco de la Federación Rusa a lo largo de sus fronteras, con el despliegue de tropas desde el Mar Báltico a Bulgaria y la instalación del "Escudo de Defensa de Misiles" en Polonia y Rumania, es agresiva y deliberadamente tensiones crecientes La ratificación, en la reciente Cumbre de Bruselas, del 2 por ciento del PIB de cada Estado miembro para gastos militares llevará a US $ 250 mil millones adicionales en gastos militares de Canadá y los Estados europeos de la OTAN para 2024. La OTAN, la herramienta armada del imperialismo, también decidió por unanimidad construir para 2020: 30 batallones mecanizados, 30 escuadrones aéreos y 30 buques de combate listos para desplegarse en un plazo de 30 días o menos. La OTAN está modernizando e incrementando su arsenal que apunta a una capacidad de primer ataque nuclear contra sus oponentes. Exigimos y luchamos por la disolución de la OTAN al tiempo que apoyamos la lucha de los pueblos en cada estado miembro para retirarse de ella. El WPC se opone firmemente a una mayor militarización de la Unión Europea como un instrumento para los intereses de los grandes capitales y monopolios, y denuncia los planes a través de la Cooperación Estructural Permanente (PESCO) y la "Iniciativa de Intervenciones Europeas" que constituyen herramientas peligrosas para la intervención extranjera. y la agresión imperialista en muchas partes del mundo. La Unión Europea, sola y / o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. Exigimos y luchamos por la disolución de la OTAN al tiempo que apoyamos la lucha de los pueblos en cada estado miembro para retirarse de ella. El WPC se opone firmemente a una mayor militarización de la Unión Europea como un instrumento para los intereses de los grandes capitales y monopolios, y denuncia los planes a través de la Cooperación Estructural Permanente (PESCO) y la "Iniciativa de Intervenciones Europeas" que constituyen herramientas peligrosas para la intervención extranjera. y la agresión imperialista en muchas partes del mundo. La Unión Europea, sola y / o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. Exigimos y luchamos por la disolución de la OTAN al tiempo que apoyamos la lucha de los pueblos en cada estado miembro para retirarse de ella. El WPC se opone firmemente a una mayor militarización de la Unión Europea como un instrumento para los intereses de los grandes capitales y monopolios, y denuncia los planes a través de la Cooperación Estructural Permanente (PESCO) y la "Iniciativa de Intervenciones Europeas" que constituyen herramientas peligrosas para la intervención extranjera. y la agresión imperialista en muchas partes del mundo. La Unión Europea, sola y / o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. y denuncia planes a través de la Cooperación Estructural Permanente (PESCO) y la "Iniciativa de Intervenciones Europeas" que constituyen herramientas peligrosas para la intervención extranjera y la agresión imperialista en muchas partes del mundo. La Unión Europea, sola y / o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. y denuncia planes a través de la Cooperación Estructural Permanente (PESCO) y la "Iniciativa de Intervenciones Europeas" que constituyen herramientas peligrosas para la intervención extranjera y la agresión imperialista en muchas partes del mundo. La Unión Europea, sola y / o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos.
El WPC expresa su oposición a los planes para la ampliación de la OTAN en los Balcanes y la creación de nuevas bases militares de los EE. UU. Y la OTAN en la región, junto con el aumento del despliegue de sus tropas. El Comité Ejecutivo no acepta el reconocimiento indirecto de la independencia del protectorado estadounidense / OTAN de Kosovo, que es el resultado del bombardeo criminal de la OTAN contra los pueblos de Yugoslavia en 1999. 


El Comité Ejecutivo de WPC celebra la formación de la nueva Campaña Mundial Contra las Bases Militares de los EE. UU. / OTAN, y apoya la Conferencia Internacional contra las Bases Militares de los EE. UU. / OTAN, que se realizará del 16 al 18 de noviembre de 2018 en Dublín, Irlanda.

El WPC reafirma su posición de principio sobre la abolición de todas las armas nucleares y su oposición a la prueba de cualquier armamento nuclear. El Llamamiento de Estocolmo, una importante iniciativa histórica del WPC, firmada por cientos de millones de personas preocupadas por la amenaza del uso de estas armas, sigue siendo oportuna y sigue siendo una guía para nuestra acción. El WPC denuncia el reciente anuncio hecho por Donald Trump sobre el retiro de Estados Unidos del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) de 1987, que prohíbe los misiles nucleares lanzados desde el suelo con rangos de 500 km a 5.500 km. Esto constituye una escalada adicional de la agresividad imperialista y de sus planes para la militarización del espacio exterior. El WPC apoya el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares como un paso hacia su eliminación total.

La política del "Pivote a Asia" y la "Iniciativa India-Pacífico" de los EE. UU. Para transferir el 60 por ciento de su poder militar a la región de Asia-Pacífico está siendo implementada por el nuevo Presidente de los EE. UU. Esto incluye la 7ma Flota del Pacífico de la Marina de los EE. UU., Las más de 200 bases militares de los EE. UU. En la región, incluidos Japón y Corea del Sur, y las nuevas tropas militares de EE. UU. Bilaterales de EE. UU. En varios países de la región. El interés particular de los Estados Unidos y sus aliados en la región es el control geoestratégico de toda el área, sus rutas marítimas y sus recursos naturales. Pero también tiene como objetivo contener a la República Popular emergente de China.

El WPC sigue con preocupación los desarrollos en el Mar del Sur de China, particularmente las disputas territoriales entre varios países vecinos. Apoyamos la solución pacífica de las diferencias bilateralmente y multilateralmente entre todas las partes involucradas. Hacemos un llamado a todas las partes para que se abstengan de acciones unilaterales que pueden complicar aún más la situación. Reafirmamos nuestra posición de principios para el respeto y la aplicación del derecho internacional, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS), que garantiza los derechos soberanos de todos los países. Estamos fuertemente en contra de la militarización de la región, así como de la presencia militar y las acciones de las potencias no regionales, en particular los Estados Unidos, que tiene claramente sus propios motivos e intereses.

Denunciamos los ataques contra el pueblo rohingya en Myanmar, que se enfrentan a una enorme crisis humanitaria y que han escapado por temor a sus vidas con graves acusaciones de limpieza étnica. Exigimos que el gobierno de Myanmar garantice la seguridad de los civiles y tome medidas inmediatas para poner fin a la violencia a fin de restablecer las condiciones socioeconómicas normales, incluido el regreso de los refugiados a sus hogares. 

El Comité Ejecutivo de WPC expresa su seria preocupación por el creciente conflicto religioso y el fundamentalismo en el sur de Asia que se utilizan para dividir las luchas de los pueblos. Hacemos un llamado a las organizaciones sociales para que estén atentos a esta situación explosiva y se movilicen contra una agenda tan divisoria.

La situación en y alrededor de la península coreana ha entrado en una fase de diálogo entre los estados coreanos y el comienzo de la normalización de las relaciones RPDC-EE. UU. Se han celebrado tres cumbres intercoreanas y se han adoptado la Declaración de Panmunjom y la Declaración conjunta de septiembre de Pyongyang, que en conjunto han abierto el camino del diálogo y la negociación en el camino hacia la paz y la reunificación de la Península Coreana. El WPC saluda la reducción de las tensiones entre la RPDC y los EE. UU. Y, lo que es más importante, las cumbres intercoreanas que reflejan el deseo de todos los coreanos por la paz y la unidad. Sin embargo, el WPC sigue siendo cauteloso con respecto a las posiciones de los EE. UU. Y su Presidente, y el hecho de que no se están levantando las sanciones, ni se ha asumido ningún compromiso para la eliminación de los 28,000 soldados estadounidenses y el desmantelamiento de la THAAD.

También seguimos con preocupación la persecución de las fuerzas de paz antiimperialistas en Turquía, particularmente el miembro del WPC, la Asociación de Paz de Turquía, que fue prohibida en 2016 por el gobierno a raíz del intento de golpe de Estado. Exigimos su reincorporación inmediata. El gobierno de Turquía está aliado con el imperialismo estadounidense y europeo en la región y promueve una agenda reaccionaria, conservadora y agresiva contra su propio pueblo y sus vecinos. Como miembro histórico y estratégico de la OTAN, Turquía alberga ojivas nucleares estadounidenses y apoya directamente a las fuerzas extremistas y terroristas que luchan en Siria.

Durante más de 44 años, el 37 por ciento del territorio de Chipre ha estado bajo ocupación turca ilegal en violación de las resoluciones de la ONU. El WPC reafirma su solidaridad con el pueblo chipriota en su lucha por una solución justa, viable y sostenible para los grecochipriotas, turcochipriotas, armenios, maronitas y latinos, con el retiro de todas las fuerzas de ocupación y el cierre de todas las bases militares. El WPC apoya el esfuerzo por un Chipre reunido y personas, tierra y economía, en una federación bizonal y bicomunitaria con una soberanía, una ciudadanía y una personalidad internacional, tal como está previsto en las resoluciones de la ONU y los acuerdos de alto nivel. Un Chipre libre de custodios y tutores.

Condenamos las acciones del gobierno griego, que al mismo tiempo que renueva el acuerdo militar entre Estados Unidos y Grecia sobre la Base de Souda (Creta), ofrece seis bases militares más e instalaciones para el despliegue de helicópteros militares, drones y posiblemente armas nucleares de los EE. UU. Y la OTAN. en suelo griego. 

Observamos con gran preocupación que se están realizando numerosos ejercicios militares en Noruega, Suecia y Finlandia, como el "Desafío del Ártico", "Respuesta en frío", "Encuentro aéreo nórdico" y "Trident Juncture", vinculados con el Comando Estratégico de los Estados Unidos ( StratCom).


Hace solo cuatro años, el contexto regional generó esperanzas para la consolidación de una Zona de Paz en América Latina y el Caribe (por CELAC). Pero hoy enfrentamos la propagación de fuerzas fascistas reaccionarias, golpistas y en crecimiento, así como la interferencia y amenazas de intervención militar contra países soberanos por parte de los Estados Unidos, la UE y sus aliados, incluido el intento de utilizar la Organización de los Estados Americanos ( OEA). 

Expresamos nuestra seria preocupación por los intentos de un "golpe de estado" en Nicaragua, donde se han promovido manifestaciones violentas en favor de la desestabilización, con el propósito de derrocar al Gobierno del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN).

Denunciamos con indignación las amenazas de intervención militar promovidas por el Presidente de los Estados Unidos y el Secretario General de la OEA contra la República Bolivariana de Venezuela. Saludamos al pueblo de Venezuela por resistir valientemente los intentos de derrocar a su gobierno legítimo y la violación de su soberanía nacional. Denunciamos a EE. UU. Y la UE por imponer sanciones coercitivas, unilaterales e ilegales y un bloqueo financiero al país y a su población, quienes en esas condiciones adversas buscan profundizar las transformaciones en interés de la gran mayoría del pueblo venezolano.

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo colombiano en su deseo de lograr una paz justa y vivir con dignidad después de la firma de los acuerdos de paz. Sin embargo, en Colombia, los miembros de la guerrilla y los activistas por la paz continúan siendo perseguidos, encarcelados y asesinados. El acuerdo de paz está siendo manipulado por el nuevo gobierno extremo derechista y pacífico que ha preparado el terreno para la afiliación de Colombia con la OTAN. Al mismo tiempo, denunciamos firmemente el cobarde asesinato de campesinos, miembros de las FARC y líderes del movimiento social colombiano que se está cometiendo en contra de los acuerdos. El WPC, al tiempo que denuncia las políticas del gobierno colombiano, exige la implementación de los acuerdos de paz.

Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Puerto Rico, la colonia de los Estados Unidos en el Caribe, en su lucha por el derecho a la autodeterminación y contra la opresión multifacética de sus ciudadanos.

En Brasil, más allá del derrocamiento ilegítimo de la Presidenta Dilma Rousseff en 2016, el hostigamiento y el ataque contra todas las fuerzas de izquierda y movimientos sociales adquiere nuevas dimensiones. El encarcelamiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva el 7 de abril de este año fue otra afrenta al estado de derecho democrático con un propósito puramente político. Las elecciones presidenciales (segunda vuelta) se llevaron a cabo el 28 de octubre de 2018 en un entorno de extrema persecución y crisis social, económica e institucional, en el que las fuerzas reaccionarias y conservadoras, y las de carácter fascista, han florecido. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo brasileño que continúa su lucha por la democracia y la justicia social y por los derechos de los pueblos y trabajadores.

El WPC reafirma su demanda incondicional para el cierre inmediato y permanente de la Base de Guantánamo de los EE. UU. Y el retorno del territorio, que está ocupado contra la voluntad del pueblo cubano. Condenamos con vehemencia la inhumana existencia de un centro de tortura en el territorio usurpado. Declaramos nuestra sincera e inquebrantable solidaridad con Cuba y el pueblo cubano que conmemorarán el 60 aniversario de su Revolución, que defienden sus logros y exigen el fin del bloqueo criminal de los EE. UU. Y todos los demás intentos de interferencia desestabilizadora. El WPC hace un llamado a sus miembros y amigos para que apoyen y participen en el Sexto Seminario Internacional contra Bases Militares Extranjeras en mayo de 2019 en Guantánamo, Cuba.

El continente africano continúa experimentando diversos grados de inestabilidad como resultado directo de la intervención imperialista en la búsqueda de una agenda para explotar los recursos del continente. El continente continúa marcado por problemas internos y externos como resultado de las maquinaciones de grandes capitales locales y multinacionales y corporaciones transnacionales que han arrastrado al continente a la guerra, la inestabilidad política y la injerencia total del imperialismo. Teniendo en cuenta los ricos recursos minerales del continente, observamos que Turquía, India, Rusia y otros países también están intensificando sus vínculos con África, que se está tratando como una entidad única.

Estados Unidos, aparte de su comando estratégico africano (AFRICOM), ha construido una enorme base militar en Djibouti, que es la principal fuente de ingresos para el país en términos de impuestos y otros asuntos relacionados. Del mismo modo, la UE está aumentando su interferencia en África. 

La enorme presencia económica de China en la región también se ha intensificado. Para proteger sus inversiones en Etiopía, Sudán y Sudán del Sur, ha construido una enorme base militar en Djibouti, la primera en África. 

El WPC reitera su posición en contra de la ocupación de Marruecos del Sáhara Occidental y su falta de voluntad para otorgar al pueblo del Sáhara Occidental el derecho a la libre determinación. Expresamos nuestra solidaridad a la causa justa del pueblo saharaui por el fin de la ocupación y por su derecho a decidir libre y exclusivamente su propio destino.

El Consejo Mundial de la Paz está a punto de conmemorar su 70 aniversario en 2019/2020. Su historia refleja un legado de valentía y dedicación de luchadores por la paz y militantes, quienes hace siete décadas buscaron reconstruir el mundo con democracia, soberanía nacional, progreso social y paz después de la catástrofe de la guerra y la devastación y el sufrimiento sin precedentes impuesto a tantos pueblos. . Al invocar nuestra historia, pensamos en los desafíos que debemos enfrentar en el futuro. Para resistir y luchar contra los diseños belicistas de las potencias imperialistas, defender la paz, la justicia y los derechos de los pueblos, con el espíritu unitario necesario para movilizar el máximo número de fuerzas para el éxito de nuestra causa.
El fortalecimiento de la lucha contra las guerras imperialistas y el militarismo, por la paz y el desarme y por la solidaridad con los pueblos víctimas de la injerencia extranjera y la agresión del imperialismo, se presenta como una de las tareas más urgentes de nuestro tiempo. Es a esta lucha que el CMP sigue profundamente comprometido, con todos aquellos que defienden la causa de la paz y la solidaridad con los pueblos, en un amplio movimiento antiimperialista. 

Desde Damasco, la capital del heroico pueblo de Siria, enviamos el mensaje de que los enemigos de la paz no son invencibles, no importa cuán fuertes puedan parecer. Esto se ha demostrado muchas veces en la historia de la humanidad y está siendo subrayado por el ejemplo sirio.

28 de octubre de 2018 
Damasco, Siria

-------------------------------------------------- -------------------------------------------------- -------------------------------------------------- -------------------------------------------------- -------------------------------------


Resolución de la Conferencia Internacional de Solidaridad con el pueblo y los jóvenes sirios 

Por iniciativa de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (WFDY) y el Consejo Mundial de la Paz (WPC), 92 representantes de miembros y amigos de WPC y WFDY se reunieron en la capital siria, Damasco, para una misión de solidaridad con el pueblo sirio y la juventud de 29-31 de octubre de 2018. Los participantes de la misión que representan a 55 organizaciones de 37 países celebraron el 30 de octubre una conferencia internacional en la Universidad de Damasco con la asistencia de 400 jóvenes y estudiantes sirios y concluyeron con la siguiente resolución:

Saludamos a las personas valientes, a los jóvenes y a los estudiantes de Siria y expresamos nuestra sincera solidaridad por el sufrimiento y las dificultades de los más de 7 años, durante los cuales Siria enfrentó una agresión imperialista sin precedentes y coordinada, llevada a cabo por los Estados Unidos, la OTAN, La UE, junto con Turquía, el estado sionista de Israel y las monarquías reaccionarias del Golfo, tienen a miles de mercenarios extremistas armados como herramientas para la destrucción y devastación del país.

Expresamos nuestra simpatía por las familias de las miles de víctimas que perdieron la vida y por los muchos más heridos. Denunciamos la interferencia imperialista, las sanciones y las maniobras destinadas a estrangular al pueblo sirio mediante acciones terroristas, utilizando falsos pretextos y noticias falsas para alcanzar el objetivo deseado de controlar los recursos energéticos, las tuberías y los mercados en beneficio de las ganancias de las corporaciones multinacionales. . En su esfuerzo por asegurar esferas de influencia, los imperialistas y sus aliados utilizaron todo tipo de maquinaciones y acciones que llevaron a un desplazamiento masivo de personas en el interior del país, así como a todos los países vecinos.

Expresamos nuestro apoyo al pueblo sirio, a su liderazgo y al ejército, y notamos con ira que, a pesar de las importantes victorias logradas, miles de terroristas fundamentalistas armados aún se encuentran en territorio sirio, como es el caso de la provincia siria de Idlib. Condenamos la invasión y ocupación de la parte norte de Siria por parte de las tropas turcas, así como la presencia de tropas de los Estados Unidos y la OTAN en el área al este del Éufrates y su base militar en Al Tanaaf, cerca de las fronteras entre Siria, Jordania e Irak. Denunciamos los planes y acciones de los imperialistas para la desestabilización y división del país, en violación de todo sentido del Derecho Internacional.

Los participantes de la misión de solidaridad reconocen con satisfacción el regreso en gran medida a la vida normal del pueblo y los jóvenes sirios después de la derrota de ISIS y otros grupos terroristas y subrayan la demanda de que el pueblo sirio es el único responsable y tiene derecho a decidir. Su futuro y destino, con soberanía e integridad territorial.

Expresamos nuestro profundo respeto por la firmeza y la firme resistencia del pueblo y el ejército sirios en virtud del cual se liberaron varias ciudades y áreas y esperamos con interés la liberación completa del país, incluidos los Altos del Golán. El plan para el "cambio de régimen" violento fracasó gracias a la unidad del pueblo sirio, pero los planes subversivos no se han detenido. Denunciamos los planes de nuevas provocaciones planificadas con el pretexto del uso de armas químicas u otras armas de destrucción masiva, que nunca se han probado.

Las organizaciones de Jóvenes, Estudiantes y Paz de todos los rincones del mundo con los millones de personas que representamos en nuestros países están declarando nuestro apoyo incondicional a la Unión Nacional de Estudiantes Sirios y al Movimiento de Paz de Siria Partisans y nuestro compromiso con la lucha Del pueblo sirio hasta su victoria final y completa. 

El ejemplo del pueblo heroico de Siria muestra claramente que no importa cuán fuerte y poderoso pueda parecer y actuar el enemigo imperialista, no es invencible. El pueblo sirio y su lucha constituyen un ejemplo y una fuente de inspiración para los pueblos que luchan por sus causas justas, por un mundo de paz y justicia social, libre de la dominación y la explotación imperialistas.

Damasco 30 de octubre de 2018


domingo, 2 de septiembre de 2018

REUNION CONTINENTAL CMP



DECLARACIÓN FINAL
Reunión Continental del CMP para las Américas y El Caribe
Moca, República Dominicana, 12 y 13 de septiembre  2018


La Reunión Continental de Organizaciones de Paz adscritas al Consejo Mundial por la Paz (CMP) correspondiente a la región de Las Américas y El Caribe, sesionó en Moca, República Dominicana, los días 12 y 13 de septiembre del 2018,bajo la presidencia de Socorro Gomes, Presidenta del CMP y el Coordinador Regional Silvio Platero y contó con la participación de  representantes de organizaciones de Paz de 10 países

En esta importante cita bianual, estuvieron presentes líderes y luchadores por la Paz de la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz (UDPP), organización anfitriona de la reunión, del Congreso Canadiense por la Paz (CPC), del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad con los Pueblos (MOPASSOL) de Argentina, del Consejo de Paz de Brasil (Cebrapaz), del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (Movpaz), el Consejo por la Paz de los Estados Unidos (USPC), del Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo (MOMPADE) y del Consejo por la Paz de Guyana. Asimismo se  hicieron presentes delegaciones invitadas de Chile y Puerto Rico. 

La reunión aprobó el Informe presentado por el Coordinador Regional que recogió la  síntesis del trabajo vinculado a la promoción de la Paz realizado en el Continente desde la última reunión celebrada en Toronto, Canadá, en julio del 2016 apreciándose que fueron múltiples y diversas las acciones e iniciativas de denuncias y movilización social instrumentadas por  las organizaciones en estos dos años de duro bregar contra las estrategias del imperialismo y sus aliados de la OTAN empeñados en imponer su orden geopolítico y económico a nivel mundial y, en particular, en este Continente.

Cada una de las organizaciones de paz participantes en la reunión presentaron sus respectivos informes sobre el trabajo desplegado en este periodo, en los que se detallaron la labor realizada a favor de la Paz en sus países y a escala continental.  

Asimismo, fue destacada la trascendencia que tuvo, para la articulación de la lucha por la Paz a nivel mundial y continental, la celebración de la Asamblea del CMP en la ciudad de Sao Luis,  Estado Maranhao, en Brasil, en noviembre del 2016, que contó con una amplia representación de organizaciones de varias regiones del mundo que reiteraron la condena al imperialismo y sus aliados de la OTAN y a las agresiones imperialistas en varias partes del planeta. 

Esta reunión continental acogió con beneplácito la realización de la Cuarta Conferencia Trilateral de las organizaciones de paz de Norteamérica adscritas al CMP, que realizaron un fructífero balance de las acciones acometidas desde la pasada reunión celebrada también en Toronto, Canadá en Julio del 2016.. 

En este marco, el Congreso Canadiense por la Paz, el Consejo por la Paz de los Estados Unidos y el Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo, adoptaron importantes decisiones dirigidas a mejor articular y coordinar su trabajo y elaboraron y aprobaron las pautas que guiarán sus acciones e iniciativas movilizativas antibelicistas y antiimperialistas desde una región de gran importancia  geoestratégica para los destinos de la humanidad.

Los participantes en la cita continental, constataron la compleja situación internacional que afronta el mundo, por la permanencia y desarrollo de elementos adversos a la paz y a la estabilidad política mundial. En primer lugar, la creciente agresividad imperialista, fortalecida hoy con la presencia de una administración ultra conservadora en el gobierno de Washington que persiste en imponer su dominación mundial mediante fortalecidas políticas de intervención e injerencia en los asuntos de otros Estados, un nuevo proteccionismo en la esferas económico y comercial, que amenaza con el estallido de una guerra comercial con China y un exacerbado chovinismo dirigido a acrecentar el pensamiento hegemónico entre los estadounidenses.   

Constataron que  el modelo existente de desarrollo económico ha sido inefectivo y fallido por lo cual se necesita una estrategia realista, científica y orientado hacia las necesidades e intereses de los pueblos a fin de lograr un desarrollo económico sostenible, con equidad y justicia social. 

Asimismo, expresaron su condena al creciente e incesante aumento de los gastos militares de los Estados Unidos y de la OTAN que buscan una superioridad militar, que amenaza extenderse al ciberespacio y que también insiste en la proliferación y modernización del arsenal nuclear.

En tal contexto, el redimensionamiento y la apertura de nuevas bases e instalaciones militares extranjeras en países de varias regiones del mundo, representa un componente fundamental de la estrategia global imperialista de dominación y violatoria a la soberanía de los países donde están enclavados. 

Desde esa perspectiva, la permanente amenaza y aplicación de sanciones contra Rusia e Irán se inscribe como parte de esas políticas agresivas que continúan colocando al mundo al borde de una nueva guerra mundial. 

La reunión acogió con simpatía y brindó su total respaldo a la creación de una Campaña Global contra las Bases Militares Extranjeras y a la declaración por el CMP del Día Mundial contra las Bases Militares Extranjeras fijado cada 23 de febrero y llamó a la activa  participación de sus Organizaciones en la promoción y participación en todas esas iniciativas. 

La primera Conferencia Internacional contra las Bases Militares de EEUU y la OTAN convocada por el CMP a realizarse en Dublin, Irlanda, en noviembre próximo, representará un momento muy significativo  para el movimiento mundial de Paz para articular la lucha global contra la esencia fundacional de la dominación imperialista de EEUU y la OTAN, así como una importante oportunidad para la movilización en torno a la Campaña Global contra esas bases.

 Asimismo, los participantes reiteraron el reclamo por el cierre y el desmantelamiento de la OTAN.

También reiteraron su más fuerte condena a las políticas imperialistas en Oriente Medio dirigidas a crear allí una nueva área geopolitica que responda a sus intereses de favorecer a Israel y no propiciar la creación de un Estado palestino con Jerusalén Oriental como su capital, así como lograr la desarticulación de Siria y de la Revolución Islámica en Irán.
    
Los lideres y pacifistas presentes en la reunión expresaron su gran preocupación, además, porque en América Latina y El Caribe se extiende y fortalece el cerco imperialista y oligárquico contra los procesos políticos progresistas que por más de una década han llevado innumerables progresos sociales a sus pueblos e hicieron avanzar notoriamente un favorable proceso de integración regional y solidaria sin la participación de los Estados Unidos. 

El empleo de métodos abiertos y encubiertos de guerra política, económica y mediática, así como la burda manipulación política de la justicia, son cada vez más frecuentes en los empeños imperiales por desarticular y revertir esos procesos, para lo cual no han excluido la amenaza militar y hasta el intento de magnicidio. No puede excluirse de esta estrategia el fortalecimiento de la capacidad del Comando Sur con su red de bases militares y la reactivación de la IV flota.

En tal sentido, fue expresada la solidaridad más rotunda con los pueblos de Argentina, Brasil, Nicaragua y Venezuela que enfrentan las políticas agresivas del imperialismo y de las oligarquías nacionales que, temporalmente, ocupan los gobiernos de varios de esos países.

En particular, los delegados reclamaron fuertemente la excarcelación del líder del Partido de los Trabajadores de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva y respaldaron su derecho a participar libremente en los comicios nacionales de octubre próximo. 

De igual forma exigieron el cese de las agresiones contra la nación Bolivariana y expresaron su más firme repudio al intento de magnicidio contra el Presidente electo democráticamente, Nicolás Maduro Moros.

Expresaron también su firme solidaridad con el pueblo y gobierno de Nicaragua y defendieron su derecho a la paz y a la libre determinación sin injerencia extranjera de ningún tipo. 

La asunción en Colombia de un nuevo gobierno conservador, genera expectativas en cuanto al futuro de los acuerdos de paz suscritos por el anterior gobierno y las entonces FARC-EP a tenor con los pronunciamientos realizados por el nuevo gobernante durante la campaña electoral que lo llevó a la Presidencia de la República  Al respecto, la reunión emitió un llamado a las nuevas autoridades colombianas a respetar los acuerdos alcanzados, incluyendo el Acuerdo Étnico, y a detener la brutal persecución y asesinatos de líderes sociales y ex guerrilleros asi como se pronunció por la liberación inmediata de Jesus Santrich  y a proseguir el proceso negociador con el ELN que concluya con la instauración de una paz definitiva y duradera en esa nación.

Con relación a Cuba, los participantes en la reunión, reafirmaron el reclamo mundial por el cese del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de 50 años los Estados Unidos ha impuesto contra el pueblo cubano, así como exigieron una vez más la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado de Guantánamo.

La reunión regional expresó su solidaridad con el pueblo de Argentina en su derecho legítimo de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y condenó la incrementada presencia militar británica en esa zona.

Los representantes de las organizaciones pacifistas presentes en la reunión expresaron sus congratulaciones al pueblo de México y mostraron su satisfacción por la victoria alcanzada por la fuerza política progresista MORENA encabezada por el Presidente electo de la nación azteca, Andrés Manuel López Obrador, lo cual abre esperanzas genuinas de cambios sociales a favor de las grandes masas de ese país. 

Por otro lado, reiteró la denuncia contra la permanencia de una situación colonial en la subregión de El Caribe y, en particular, en Puerto Rico, que continua sometido a una relación de vasallaje de parte de los Estados Unidos, que se pone en evidencia  en la actualidad, entre otras cosas, en la pretensión de imponer a la Isla una deuda odiosa de $83 mil millones de dólares. Asimismo, se denunció el rol de la Junta de Control Fiscal impuesta por el Congreso de EEUU como una nueva agresión contra el pueblo borinqueño, al tiempo que los delegados brindaron su más amplia solidaridad a la lucha del pueblo puertorriqueño por alcanzar su independencia y soberanía.

Asimismo se exigió la retirada de todas las Bases e instalaciones militares extranjeras existentes en la región.

En los esfuerzos por preservar la paz y la seguridad continentales, la reunión llamó a continuar y profundizar los procesos de negociación bilateral y multilateral en marcha sobre los diferendos territoriales y migratorios que existen en la región. 

En el escenario actual de reinstauración conservadora en Latinoamérica y El Caribe, que impone grandes riesgos a la paz y a la estabilidad política en el área, los participantes en la reunión reiteraron la plena vigencia de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz aprobada por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de la región, reunidos en la II Cumbre de la CELAC realizada en La Habana, Cuba, en enero del 2014, cuyos preceptos de respeto a la identidad, independencia y soberanía de todas las naciones , continúan erigiéndose como  bastión político  fundamental para la defensa y la preservación de la Paz en nuestro Continente.  

La reunión tomó nota de la próxima celebración en Cuba de dos eventos internacionales de significativa importancia para la paz en la región en el actual contexto político de enfrentamiento a la nueva estrategia de dominación imperialista: el Segundo Seminario Internacional “Realidades y Desafíos de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz” que se realizará en La Habana del 19 al 21 de Septiembre del presente año y el VI Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras que tendrá lugar en Guantánamo del 4 al 6 de mayo del 2019.  

De otra parte, acordó solicitar a la reunión del Comité Ejecutivo del CMP a realizarse en Damasco, Siria, los días 26 y 27 de octubre del 2018, que apruebe declarar el 27 de febrero como Día Internacional de Solidaridad con el pueblo saharaui.

Los participantes en este encuentro continental americano de Paz acogieron con beneplácito la intención expresada por el Movimiento Mexicano por la Paz y la Solidaridad (MOMPADE) de considerar la posibilidad de acoger la próxima Reunión Continental en el año 2020 en México, lo cual se informará oportunamente al CMP, a la Coordinación Continental y a las Organizaciones. 

Al término de la reunión, los representantes de las Organizaciones de Paz del Continente expresaron su reconocimiento y agradecimiento a la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz por su efectivo rol como anfitrión de la cita y por las esmeradas atenciones que junto a las autoridades y al pueblo de Moca, dispensaron a los participantes.    
 
     Moca, República Dominicana, 13 de septiembre 2018


Plan de Acción Regional para 2018-2020

1. Fortalecer la campaña para la abolición de la OTAN así como la demanda de anulación de los acuerdos firmados por Colombia como socio extra regional de la OTAN

2. Incrementar la denuncia de la presencia de bases y otras instalaciones militares extranjeras en el mundo y en la región así como participar activamente y promover la Primera Conferencia Internacional contra las Bases Militares de EEUU y la OTAN, a realizarse en Dublin, Irlanda  y jugar un rol activo en la continuación e la Campaña Global contra esas bases.   

3. Promover diferentes acciones e iniciativas alrededor del Dia Mundial contra las Bases Militares aprobado por el CMP cada 23  de Febrero. 

4. Multiplicar las acciones de condena a la agresión y la injerencia militar, política, económica y mediática  imperialista en la región y en el mundo y a la presencia de la OTAN en Las Malvinas, el Ártico, Colombia y otras áreas del Continente.

5. Mantener en alto y de manera efectiva la solidaridad con los procesos políticos y líderes progresistas amenazados por la contra ofensiva imperial, denunciando sin tregua las campañas de agresiones políticas, económicas y mediáticas contra los mismos así como la manipulación de la justicia con espurios fines políticos y anti populares. 

6. Condenar permanentemente la amenaza de agresión militar declarada por los gobiernos de los Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela rechazando fuertemente el falaz argumento de que el proceso bolivariano atente contra la seguridad nacional de esa nación.  

7. Necesidad de fortalecer aun más la divulgación de los preceptos contenidos en la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz como instrumento de plena vigencia que contribuya a frenar y revertir la actual ofensiva neoliberal conservadora en la Región.

8. Continuar reclamando a los gobiernos de los Estados Unidos el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba y  la devolución del territorio ilegalmente cubano ocupado por los Estados Unidos en Guantánamo.

9. Reiterar el permanente apoyo y defensa solidarios a los acuerdos de Paz de  Colombia ante la revisión de los mismos anunciada por el nuevo gobierno conservador de esa nación, así como demandar la continuación de las negociaciones de Paz con el ELN..  

10. Reforzar las manifestaciones de solidaridad con los pueblos indígenas 

11. Insistir en la denuncia de la situación colonial en la región, especialmente en  Puerto Rico y otros territorios del Caribe y Suramérica.

12. Expresar el apoyo y la solidaridad con el pueblo de Guyana en su justa lucha por mantener sus tradiciones democráticas. 

13. Mantener las expresiones de solidaridad y apoyar las acciones solidarias del CMP con los pueblos que sufren la agresión imperialista en otras regiones del mundo como Siria, Palestina y otros.

Aprobado en Moca, República Dominicana, 
el 13 de septiembre del 2018.